lunes, 2 de noviembre de 2015

Donde está el fuego.




El polifacético Don Marquis dijo: Publishing a book of poetry is like dropping a rose petal down the Grand Canyon and waiting for the echo. (Publicar un libro de poemas es como lanzar un pétalo de rosa al Gran Cañón y esperar por el eco).

¡Qué difícil y estimulante ha sido pedir a catorce poetas un poema breve para la entrega que acaba de salir, un poco retrasada, en Cuadernos de Humo. Difícil, pero tuve suerte:  lancé catorce pétalos y me llegaron catorce ecos. Aunque unos pocos se han hecho de rogar, un poeta es una estrella que brilla más que las demás, el resto ha respondido con una generosidad que no puedo olvidar. Algunos, además, me han contestado con palabras que guardo como oro en paño. Vaya mi agradecimiento para todos. Espero que los próximos catorce poetas, a los que ya he comenzado a pedirles un poema breve, sean tan generosos como estos. Gracias a su grandeza ya sabemos dónde está el fuego. Muchas gracias. 


   Joan Margarit - Francisco Álvarez Velasco - Antonio Parra
      José Luis García Martín - Uriel Martínez - Herme G. Donis - Álvaro Valverde
    Antonio Rivero Taravillo - Beatriz Villacañas - Alfredo Rodríguez
    Marcos Matacana Martín -  Martín López-Vega - Ballerina Vargas Tinajero
 Pablo Núñez.